Al Fatah y Hamás acuerdan en El Cairo medidas para aplicar la reconciliación

Al Fatah y Hamás acuerdan en El Cairo medidas para aplicar la reconciliación

Palestinos ondean banderas de Palestina y Egipto durante una celebración tras el acuerdo entre el movimiento islamista Hamás y el partido nacionalista Al Fatah, en Gaza, Palestina, hoy, 12 de octubre de 2017. EFE

El Cairo, 12 oct (EFE).- El movimiento islamista Hamás y el partido nacionalista Al Fatah acordaron hoy en El Cairo varias medidas para aplicar la reconciliación y fortalecer el Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para que pueda asumir de manera total sus funciones en la Franja de Gaza.

En una rueda de prensa, celebrada al término de la ronda de diálogo que ha durado tres días, el representante de Al Fatah, Azam al Ahmad, y el de Hamás, Saleh al Arouri, aseguraron que el primer paso hacia esta reconciliación será reforzar el Gobierno de la ANP, que regresó la semana pasada a Gaza.

“Las conversaciones se concentraron en impulsar el Gobierno de consenso nacional para que trabaje con todas sus competencias tanto en Cisjordania (gobernada por Al Fatah) como en Gaza (controlada por Hamás)”, aseguró Al Arouri en la sede de la Inteligencia egipcia, que media entre los dos grupos.

Las dos partes aseveraron que su postura es “seria y dispuesta para hacer que la reconciliación tenga éxito”, y que tienen que hacer “todo lo posible para llevar a cabo la reconciliación con el fin de enfrentar al proyecto sionista y lograr las esperanzas de nuestro pueblo”.

Asimismo, las dos facciones pactaron entregar a la ANP antes del 1 de noviembre todos los pasos fronterizos de Gaza, tanto con Israel como con Egipto, que desde 2007 controla Hamás.

Ambos se han mostrado a favor de que los jefes de los aparatos de seguridad en la ANP, que se encuentran en Cisjordania, se dirijan a la Franja para reunirse con los responsables de seguridad del enclave palestino, con el fin de estudiar los pasos necesarios para que asuman sus funciones.

Al Fatah y Hamás también se han puesto de plazo hasta el 1 de febrero próximo para solucionar la cuestión de los funcionarios de Gaza (unos 50.000) y el pago de sus sueldos.

Hamás y Al Fatah abordaron también en El Cairo el pacto firmado en esa ciudad en mayo de 2011, que estipulaba la formación de un Gobierno de unidad y la convocatoria de elecciones generales, un tratado que fracasó en su momento, aunque ahora “hay un ambiente de consenso” para llevarlo a cabo, según aseguraron a Efe fuentes de ambas partes.

El próximo 21 de noviembre ambos movimientos se reunirán con el resto de facciones palestinas para estudiar cómo implementar los artículos del acuerdo de El Cairo, después de que Egipto les invitase hoy a regresar.

Desde Gaza, el analista político Akram Atalla aseguró a Efe que “políticamente hay una gran satisfacción en Ramala por este acuerdo. En términos funcionales, en el terreno y en lo económico, hay una gran satisfacción en Gaza”.

Adujo que estos puntos acordados hoy pueden “beneficiar a todos los partidos” palestinos.

El pasado 11 de septiembre, líderes de Hamás empezaron conversaciones con los responsables de los servicios secretos egipcios en El Cairo para acabar con la división que les separa de Al Fatah desde hace una década.

Este diálogo, que permitió la vuelta del Gobierno de la ANP a Gaza, todavía debe resolver varios puntos pendientes sobre la reconciliación y las medidas para implementarla.

El dirigente en Al Fatah, Hazem Abu Shanab, que acompaña al equipo del grupo en El Cairo, destacó a Efe que el proceso de diálogo llevará a la aplicación de la reconciliación entre los palestinos “porque ahora las condiciones regionales e internacionales han cambiado y Egipto trabaja de manera más eficaz para llegar a una solución”.

En este contexto, el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ha mostrado varias veces su deseo de ayudar en los esfuerzos de paz entre los israelíes y los palestinos y la región, ejerciendo el rol de mediador.

En 1979, Egipto se convirtió en el primer país árabe en firmar un acuerdo de paz bilateral con Israel, pero sus relaciones diplomáticas han vivido un especial impulso desde la llegada al poder de Al Sisi en 2013.


Comments are closed.