Un destacado partido se retira de la coalición gobernante en el Kurdistán iraquí

Un destacado partido se retira de la coalición gobernante en el Kurdistán iraquí

diciembre 20, 2017 Uncategorized 0

El primer ministro del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, junto al viceprimer ministro, Qubad Talabani, durante una rueda de prensa en el Palacio del Elíseo. EFE/Archivo

Erbil (Irak), 20 dic (EFE).- El Movimiento del Cambio (Gorán) anunció hoy su salida del Gobierno de coalición de la región autónoma del Kurdistán iraquí, después de dos días de protestas violentas en varias localidades kurdas, en las que los manifestantes asaltaron las sedes de esta y otras formaciones políticas.

En breves mensajes emitidos a través de la red social Twitter, Gorán anunció su decisión de retirarse del Gobierno kurdo, encabezado por el Partido Democrático del Kurdistán (PDK), además de romper la alianza con la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK), con la que creó una dirección conjunta.

Asimismo, el partido pidió a la comunidad internacional que haga frente a la “flagrante falta de respeto por la vida, la libertad y la democracia mostrada por las autoridades del Kurdistán”, en referencia a la muerte de al menos cinco manifestantes ayer durante las protestas por el retraso en los salarios de los funcionarios.

Por su parte, la cadena de televisión kurda Rudaw informó en su página web que la Agrupación Islámica (Komal) también ha abandonado la coalición gobernante, en apoyo a las reivindicaciones de los manifestantes.

Según Rudaw, Gorán ocupaba la presidencia del Parlamento kurdo y 23 escaños, pero sus ministros habían sido suspendidos del Gobierno en 2015 por disputas con el PDK, mientras que Komal tenía las carteras de Agricultura y Medio Ambiente.

Ambos partidos se habían opuesto a la celebración del referéndum de independencia del Kurdistán del pasado 25 de septiembre, a raíz del cual el Gobierno central ha aplicado una serie de medidas de castigo contra la región, cuyas finanzas y economía se han visto gravemente afectadas.

Desde la celebración del plebiscito, el Kurdistán vive una profunda crisis política, por su disputa con Bagdad y también por las tensiones internas, lo cual llevó a la dimisión del presidente, Masud Barzani, el pasado 1 de noviembre.